Id por todo el mundo y predicad el Evangelio

id-por-todo-el-mundo-y-predicad-el-evangelio

El mandato de Jesús

En Mateo 28:19-20, Jesús entregó a sus discípulos un mandato crucial: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura". Esta orden, conocida como la Gran Comisión, establece la misión fundamental de la iglesia cristiana: difundir las buenas nuevas de la salvación a todos los rincones del mundo.

Evangelización mundial

Jesús encargó a sus seguidores que llevaran el mensaje del Evangelio a "todas las naciones", trascendiendo las fronteras judías tradicionales y alcanzando a personas de diversas culturas y orígenes. El objetivo era que todo ser humano escuchara las buenas nuevas de la salvación.

Bautismo y discipulado

Además de proclamar el Evangelio, Jesús también instruyó a sus discípulos a bautizar a los creyentes. El bautismo simbolizaba la entrada a la comunidad cristiana y el inicio del discipulado. Los nuevos creyentes debían ser enseñados y guiados, para que crecieran en su fe y siguieran los mandamientos de Cristo.

Presencia continua de Cristo

Jesús prometió estar siempre con sus discípulos, "hasta el fin del mundo". Esta promesa de presencia constante proporcionaba fortaleza y consuelo, asegurando que los creyentes no estaban solos en su misión. Incluso frente a la adversidad y la persecución, podían confiar en la guía y el apoyo de Cristo.

Implicaciones para los cristianos hoy

La Gran Comisión sigue siendo relevante para los cristianos hoy en día. Implica las siguientes responsabilidades:

- Participar en la evangelización: Compartir el Evangelio con personas que no han oído hablar de Jesucristo.
- Apoyar las misiones: Ayudar a los misioneros y a las organizaciones que trabajan en diferentes partes del mundo.
- Bautizar y discipular: Ayudar a los nuevos creyentes a crecer en su fe.
- Confiar en la presencia de Cristo: Sabiendo que él nos guía y fortalece en nuestra misión.

El alcance del Evangelio

En Marcos 16:15, Jesús amplía el mandato de la Gran Comisión: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura". Este mandato establece que el Evangelio debe difundirse a todos los pueblos, culturas y razas, sin excepciones. La salvación es un regalo de Dios disponible para todos.

La misión de predicar el Evangelio es urgente y continua. Los discípulos debían ir "por todo el mundo", abarcando cada rincón del globo con su mensaje. El mandato de "predicar" implicaba proclamar audazmente el Evangelio, desafiando las creencias existentes y llamando a las personas a una respuesta de fe.

El poder del Espíritu Santo

En Marcos 16:17-18, Jesús promete a sus discípulos que estarán acompañados por señales: expulsarán demonios, hablarán nuevas lenguas, sanarán a los enfermos, etc. Estas señales son evidencia de la presencia y el poder del Espíritu Santo, quien capacita y protege a los creyentes en su misión.

Al seguir la Gran Comisión, los cristianos pueden cumplir el propósito de Dios para sus vidas y contribuir a la expansión del Reino de Dios en la tierra. Predicando el Evangelio, bautizando a los creyentes y discipulándolos, podemos ser parte del plan de Dios para salvar al mundo.

Datos Claves y Consejos Relevantes de "Id por Todo el Mundo y..."

1. Evangelización Mundial:
- Lleva el mensaje del Evangelio a todas las naciones y culturas.

2. Bautismo y Discipulado:
- Bautiza a quienes creen y enseña/guía a los nuevos creyentes.

3. Presencia Continua:
- Confía en la guía y el apoyo de Cristo en tu misión.

Implicaciones para los Cristianos Hoy:
- Participa en la evangelización.
- Apoya las misiones y los misioneros.
- Bautiza y discipula a nuevos creyentes.
- Confía en la presencia de Cristo.

Preguntas frecuentes sobre “Id por todo el mundo y predicad el evangelio”

¿Qué implica el mandato de "Id por todo el mundo y predicad el evangelio"?

El mandato de "Id por todo el mundo y predicad el evangelio" implica difundir el mensaje de salvación a través de Jesucristo a todas las personas, sin importar su ubicación geográfica o trasfondo cultural.

¿Cuál es el objetivo de ir "por todo el mundo"?

El objetivo de ir "por todo el mundo" es alcanzar a cada persona con el evangelio, independientemente de su origen o estatus. Esto implica cruzar las fronteras tradicionales y llevar el mensaje a todos los rincones del planeta.

¿Qué significa "predicar el evangelio"?

"Predicar el evangelio" significa proclamar el mensaje de salvación a través de Jesucristo. Esto incluye compartir la verdad sobre su muerte y resurrección, ofreciendo perdón y vida eterna a quienes creen.

¿Por qué es esencial el bautismo?

El bautismo simboliza la entrada a la comunidad cristiana y el inicio del discipulado. Es una declaración pública de fe en Jesucristo y un compromiso de seguir sus enseñanzas.

¿Cómo podemos confiar en la presencia continua de Cristo?

Jesús prometió estar siempre presente con sus seguidores. Podemos confiar en esta promesa sabiendo que él nos guía, fortalece y apoya en nuestra misión de difundir el evangelio.

Leer Más:  Todo lo que Pidáis al Padre en Mi Nombre

¿Cómo podemos participar en la Gran Comisión hoy?

Podemos participar en la Gran Comisión hoy compartiendo el evangelio con aquellos que no lo conocen, apoyando misiones y misioneros, bautizando y discipulando a nuevos creyentes, y confiando en la presencia continua de Cristo.

Subir