Ziba, el sirviente leal de la casa de Saúl

El llamado de David

Después de la batalla en la que Saúl fue derrotado y muerto, David ascendió al trono de Israel. Una de sus primeras acciones fue llamar a Ziba, un sirviente de la casa de Saúl, para que se presentara ante él. David le preguntó: "¿Eres tú Ziba?".

La respuesta de Ziba

Ziba respondió con humildad: "Soy tu siervo". Esta respuesta mostró el reconocimiento de Ziba de la autoridad de David y su disposición a servirle. A pesar de que había sido sirviente de Saúl, Ziba estaba dispuesto a servir al nuevo rey.

El significado del encuentro

El encuentro entre David y Ziba es un testimonio de la lealtad y el respeto que se extendía entre las diferentes facciones de Israel. Incluso después de una amarga guerra, el pueblo de Israel estaba dispuesto a unirse bajo el liderazgo de un rey justo y sabio.

Leer  Vive una vida plena: lecciones del Salmo 34:12-14
Subir