Vive por la fe y no retrocedas

La fe: El sustento del creyente

Para un cristiano, vivir por la fe es esencial. Mediante la fe, expresamos nuestra dependencia y confianza en el amor de Dios y lo tenemos como nuestra esperanza viva. Sin embargo, cuando desviamos esta confianza hacia otros objetivos o simplemente nos alejamos de Dios, retrocedemos en la fe.

Si has centrado tu vida y confianza en algo creado y no en el Creador, corres un grave riesgo de retroceder. ¡No negocies tu fe! Pósala en la Roca inamovible, en Aquel que es el autor y consumador de nuestra fe: ¡Jesús! Míralo a Él, no te distraigas con las cosas de este mundo. Cree por encima de las circunstancias. Vale la pena vivir por la fe.

Cómo mantener viva la fe

  • Mantén tu fe viva y activa. Ora, escucha, lee, estudia y medita en la Palabra de Dios (la fe viene por medio de la Biblia).
  • Pide al Señor que te ayude a mantenerte firme en tu fe en Él.
  • Pon en práctica la fe que tienes en el Señor y en Su palabra (la fe sin obras está muerta).
  • Participa en la iglesia y en grupos de crecimiento y discipulado.
  • Apoya y anima a otros a fortalecer su fe en Dios.

Enseñanzas y consejos cristianos del texto de Hebreos 10:38-39:

  • La fe es esencial para los creyentes: Nos conecta con el amor de Dios y es nuestra esperanza viva.
  • Retroceder en la fe es peligroso: Puede llevar a la destrucción.
  • Debemos creer y ser salvos: La fe nos salva de la condenación y nos lleva a la vida eterna.
  • Confie en el Creador, no en lo creado: Debemos poner nuestra fe en Dios, no en las posesiones o el placer terrenal.
  • Mantén tu fe viva: Ora, estudia la Biblia, medita en la Palabra de Dios.
  • Pide ayuda al Señor: Él puede ayudarnos a mantenernos firmes en la fe.
  • Practica tu fe: Pon en acción tu creencia en Dios y su Palabra.
  • Conéctate con la comunidad cristiana: Participa en la iglesia y grupos de crecimiento para fortalecer tu fe.
  • Apoya a otros: Anima a otros a creer en Dios y a perseverar en la fe.
Leer  Vive de forma cómoda y segura en una casa prefabricada

Subir