Vive por gracia mediante la fe: El camino hacia la recompensa eterna

El mandato de Pablo a Timoteo y a nosotros

"Corre con perseverancia la carrera que está puesta delante de ti" (2ª Timoteo 4:7). Pablo exhorta a Timoteo, y a nosotros, a vivir una vida guiada por la gracia mediante la fe. Debemos perseverar en nuestra carrera cristiana, a pesar de los obstáculos y las pruebas, confiando en la gracia de Dios que nos sostiene y empodera.

La recompensa de la gracia

"Hay preparada una corona de justicia, que el Señor, el juez justo, dará en aquel día a todos los que aman su venida" (2ª Timoteo 4:8). Aquellos que viven por gracia mediante la fe, y esperan ansiosamente el regreso del Señor, serán recompensados con una corona eterna de justicia. Esta recompensa no es solo una promesa, sino una realidad que nos motiva a fidelidad y perseverancia en nuestro caminar cristiano.

El juicio y la pérdida

"Si alguno edifica sobre este fundamento oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará" (1ª Corintios 3:12-13). No todas nuestras obras son creadas iguales. Aquellas realizadas por gracia mediante la fe perdurarán, mientras que las realizadas en la carne, sin la guía del Espíritu, serán consumidas. Debemos buscar construir nuestras vidas sobre el fundamento de la gracia, para que nuestras obras sean probadas y recompensadas.

Vivir por gracia mediante la fe es la clave para una vida cristiana victoriosa y una recompensa eterna. Debemos seguir el mandato de Pablo a Timoteo y perseverar en nuestra carrera, predicar la Palabra de Dios y esperar ansiosamente el regreso del Señor. Al hacerlo, construiremos nuestras vidas sobre un fundamento sólido y recibiremos la corona de justicia preparada para todos aquellos que aman su venida.

  • Vivir por gracia a través de la fe después de ser salvos.
  • Perseverar en la carrera cristiana con paciencia.
  • Predicar la Palabra inspirada por Dios.
  • Esperar pacientemente el regreso del Señor.
  • Estar preparados para el juicio final de Cristo.
  • Hacer buenas obras por gracia a través de la fe para ser recompensados.
  • Evitar las obras impías para no sufrir pérdidas.
  • Anticipar con entusiasmo el pronto regreso del Señor.
  • Vivir con la esperanza de una corona de justicia en el cielo.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad