Oración y Soberanía de Dios en las Misiones

La soberanía de Dios es un fundamento de esperanza para el cristiano, abarcando desde el control sobre reyes y criaturas hasta la salvación. La doctrina de la elección y predestinación, como se describe en Efesios 1:4-6, muestra que Dios ha designado quiénes serán salvados. Sin embargo, esto plantea una pregunta común: si Dios es soberano y su voluntad es inmutable, ¿por qué orar, especialmente por las misiones?

Jesús y la Oración

Jesús enseñó a sus discípulos a orar persistentemente (Mateo 7:7-11) y a pedir por obreros para la cosecha (Lucas 10:2). A pesar de la soberanía de Dios, Jesús enfatizó la importancia de la oración como un medio para relacionarnos con Dios como hijos pidiendo a un Padre amoroso. La oración es un diálogo, no un monólogo; es una invitación a participar en la relación y el trabajo de Dios.

Jesús Oró por la Salvación de las Naciones

En Juan 17, Jesús ora por sí mismo, sus discípulos y aquellos que creerán a través de su mensaje. Aunque conocía el plan de salvación, aún así intercedió por la unidad y la fe de los creyentes futuros. Este acto subraya que la oración es parte integral del plan soberano de Dios para la redención.

La Soberanía de Dios y la Responsabilidad Humana

Jesús comisionó a sus discípulos para que fueran y predicaran el evangelio a toda la creación (Marcos 16:15), demostrando que, aunque Dios es soberano, también utiliza la responsabilidad y obediencia humana para cumplir su misión.

La Oración como Medio de Gracia

Las Escrituras muestran que Dios responde a la oración y actúa a través de ella. Por ejemplo, en 1 Crónicas 5:20, Dios respondió a la súplica apremiante de los combatientes. En Mateo 21:22, Jesús enseña que la oración en fe, alineada con la voluntad de Dios, es efectiva.

Leer  La búsqueda de una iglesia: Razones equivocadas para cambiar de congregación

En Romanos 10:13-17, Pablo resalta la importancia de proclamar el evangelio, ya que la fe viene por el oír la palabra de Cristo. Nuestras oraciones y acciones son medios que Dios utiliza para llevar a cabo su soberana voluntad.

¿Por Qué Orar por las Misiones?

Oramos por las misiones porque Dios es soberano y porque ha elegido usar a sus hijos como medios para cumplir su plan. La oración es una obra de fe que se alinea con la voluntad de Dios y participa en la cosecha que Él ha preparado. Por lo tanto, lejos de ser un acto fútil, la oración es un vital componente de nuestra comunión con Dios y una forma de unirnos a su obra soberana en el mundo.

Subir