Liderazgo a traves de la oracion

Muros rotos... Vidas rotas - Nehemías 1:1-11

En medio de un mundo lleno de libros de liderazgo, el libro de Nehemías se distingue por su practicidad y vigencia. Y con el poder de la Palabra de Dios, te invitamos a conocer la historia de Nehemías, un líder extraordinario.

Nehemías pregunta (Nehemías 1:1-3)

Nehemías era un copero del rey Artajerjes I, una posición de gran responsabilidad y prestigio. Sin embargo, su corazón se apesadumbró al enterarse del lamentable estado de Jerusalén, su ciudad natal. Las noticias de muros rotos, puertas quemadas y la angustia de sus habitantes lo conmovieron profundamente.

Nehemías llora (Nehemías 1:4)

En lugar de ignorar el dolor de su pueblo, Nehemías respondió con lágrimas y oración. Su corazón sensible y compasivo lo llevó a ayunar y suplicar a Dios por ayuda. El llanto de Nehemías no era un signo de debilidad, sino de fortaleza y empatía.

Nehemías ora (Nehemías 1:5-11)

La oración de Nehemías es un modelo de súplica humilde y confiada. Reconoció los pecados de su pueblo, pero también recordó la fidelidad y misericordia de Dios. Le pidió al Señor que prestara atención a sus oraciones y concediera el éxito a su misión de reconstruir Jerusalén.

La oración de Nehemías es un recordatorio del poder de la intercesión. Al acercarnos a Dios con humildad y arrepentimiento, podemos esperar su guía, protección y provisión.

Conclusión

La historia de Nehemías nos enseña la importancia de la oración, la compasión y la determinación. Cuando nos enfrentamos a muros rotos y vidas destrozadas, podemos encontrar esperanza y fortaleza en el ejemplo de este gran líder. Sigamos su ejemplo, apoyándonos en la oración, preocupándonos por los necesitados y confiando en el poder de Dios para transformar nuestras vidas y comunidades.

Leer  Vive una vida transformada: El llamado de Romanos 12:1-3

Enseñanzas y consejos desde una perspectiva cristiana:

  • Dios escucha las oraciones de los que le aman y obedecen sus mandamientos. (Nehemías 1:5)
  • Debemos confesar nuestros pecados y arrepentirnos ante Dios. (Nehemías 1:6-7)
  • Dios cumple sus promesas a los que le buscan y se arrepienten. (Nehemías 1:8-9)
  • Debemos orar con fe y confiar en que Dios puede hacer lo imposible. (Nehemías 1:10-11)
  • Dios usa a personas ordinarias para hacer cosas extraordinarias.
  • El liderazgo efectivo comienza con la oración y la dependencia de Dios.
  • La oración nos hace esperar, aclara nuestra visión, calma nuestro corazón y activa nuestra fe.
  • Debemos estar dispuestas a llorar por las necesidades de los demás y orar por su bienestar.
  • Nuestro pasado no define nuestro futuro; podemos tener esperanza y un futuro brillante en Cristo.
  • Dios nos da gracia y fortaleza para superar cualquier obstáculo.
  • Las personas que se preocupan por los demás y toman medidas para ayudar son las que realmente marcan la diferencia en el mundo.
  • La oración es el mandato más alto y grandioso de los cristianos.

Leer  Vive sabiamente, aprovecha el tiempo
Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad