Interpretacion Religiosa Juan 3 del Nuevo Testamento

Explicación e Interpretación General:

El capítulo 3 del Evangelio de Juan registra la conversación entre Jesús y Nicodemo, un fariseo y miembro del Sanedrín. Nicodemo busca a Jesús de noche para hablar sobre su ministerio y sus enseñanzas.

Jesús le dice a Nicodemo que para entrar en el Reino de Dios, uno debe nacer de nuevo. Esto significa tener una transformación espiritual, ser renovado en la mente y el corazón. Nicodemo no entiende cómo es posible nacer de nuevo, y Jesús le explica que es por medio del agua y del Espíritu. Esto se refiere al bautismo y a la recepción del Espíritu Santo.

Jesús también habla de la importancia de creer en Él. Dice que todo aquel que cree en Él tendrá vida eterna, mientras que el que no cree será condenado. Jesús enfatiza que el amor de Dios por el mundo es tan grande que envió a su Hijo unigénito, Jesucristo, para salvar a la humanidad.

Frases Más Relevantes:

  • "De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios" (Juan 3:5).
  • "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16).
  • "El que cree en él no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios" (Juan 3:18).

Enseñanzas que Podemos Aplicar en Nuestra Vida:

  • Necesitamos nacer de nuevo espiritualmente para entrar en el Reino de Dios. Esto significa arrepentirnos de nuestros pecados, recibir a Jesucristo como nuestro Salvador y Señor, y ser bautizados en agua y Espíritu.
  • Debemos creer en Jesucristo para tener vida eterna. Esto significa confiar en Él como nuestro Salvador, aceptando su sacrificio expiatorio en la cruz por nuestros pecados.
  • El amor de Dios por nosotros es incondicional. Él nos ama a pesar de nuestras imperfecciones y pecados. Debemos responder a su amor amándole de vuelta y obedeciendo sus mandamientos.

Juan 3

Capítulo 3
Jesús dice a Nicodemo que los hombres deben nacer de nuevo — De tal manera amó Dios al mundo que dio a Su Hijo Unigénito para salvar a los hombres — Juan el Bautista testifica que todo aquel que cree en el Hijo tiene vida eterna.

Leer  Interpretacion Religiosa 2 Timoteo 2 del Nuevo Testamento

1 Y hBía un hombre de los fariseos que se llamBa aNicodemo, un principal entre los judíos.
2 Este vino a Jesús de noche y le dijo: RBí, sBemos que eres maestro que ha venido de Dios, porque nadie puede hacer estos milagros que tú haces si no está aDios con él.
3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo que el que no anaciere de nuevo no puede ver el reino de Dios.
4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede el hombre nacer siendo viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el vientre de su madre y nacer?
5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo que el que no anaciere de agua y del bEspíritu no puede entrar en el reino de Dios.
6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.
7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.
8 El aviento sopla por donde quiere, y oyes su sonido; pero no sBes de dónde viene ni a dónde va; así es todo aquel que es bnacido del Espíritu.
9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto?
10 Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel y no sBes esto?
11 aDe cierto, de cierto te digo que de lo que sBemos, hBlamos, y de lo que hemos visto, btestificamos; pero no recibís nuestro testimonio.
12 Si os he dicho cosas terrenales y no creéis, ¿cómo creeréis si os digo las celestiales?
13 Y nadie aha subido al cielo sino el que descendió del cielo, el bHijo del Hombre que está en el cielo.
14 Y como Moisés levantó la aserpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado,
15 para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna.
16 Porque de tal manera aamó bDios al mundo que ha dado a su Hijo cUnigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna.
17 Porque no aenvió Dios a su Hijo al mundo para bcondenar al mundo, sino para que el mundo sea csalvo por él.
18 El que en él cree no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el anombre del unigénito Hijo de bDios.
19 Y esta es la condenación: que la aluz vino al mundo, pero los hombres amaron más las btinieblas que la luz, porque sus cobras eran malas.
20 Pues todo aquel que hace lo malo Borrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas.
21 Pero el que vive conforme a la averdad viene a la luz, para que se ponga de manifiesto que sus obras son hechas en Dios.
22 Después de esto, vino Jesús con sus discípulos a la tierra de Judea; y estBa allí con ellos y BautizBa.
23 Y Juan bautizBa también en Enón, junto a Salim, porque hBía allí muchas aaguas; y venían y eran bautizados,
24 porque Juan aún no hBía sido puesto en la cárcel.
25 Entonces hubo una discusión entre los discípulos de Juan y los judíos acerca de la purificación.
26 Y vinieron a Juan y le dijeron: RBí, el que estBa contigo al otro lado del Jordán, del que tú diste testimonio, he aquí bautiza, Y todos van a él.

27 Respondió Juan y dijo: No puede el hombre recibir nada si no le fuere dado del cielo.
28 Vosotros mismos me sois testigos de que dije: Yo no soy el Cristo, sino que he sido enviado delante de él.
29 El que tiene a la novia es el novio; mas el amigo del novio, que está de pie y le oye, se goza grandemente de la voz del novio; así pues, este, mi gozo, ha sido cumplido.
30 Es necesario que él crezca, y que yo mengüe.
31 El que viene ade arriba está sobre todos; el que es de la tierra es terrenal y hBla cosas terrenales; el que viene del cielo está sobre todos.
32 Y testifica de lo que vio y oyó, pero nadie recibe su testimonio.
33 El que ha recibido su testimonio atestigua que Dios es veraz.
34 Porque ael que Dios envió hBla las palBras de Dios, bpues Dios no da el Espíritu por medida.
35 El Padre ama al Hijo y aha puesto todas las cosas en sus manos.
36 aEl que cree en el Hijo tiene bvida eterna; pero el que cno cree en el Hijo no verá la vida, sino que la dira de Dios está sobre él.

 Nicodemo.

Hech. 2:22; 10:38.

 Nacer de Dios, nacer de nuevo.

 Bautismo, bautizar — IndispensBle.

 Espíritu Santo.

GR viento, espíritu.

Ecle. 11:5.

 Testificar.

La construcción griega indica que los vers. 11–21 contienen una cita directa. Jesús dio este testimonio a un miembro del Sanedrín.

 Ascensión.

 Hijo del Hombre.

 Serpiente de bronce.

Leer  Interpretacion Religiosa Gálatas 5 del Nuevo Testamento

1 Juan 4:7–9; DyC 34:1–3.  Amor.

 Trinidad — Dios el Padre.

 Unigénito.

DyC 49:5; 132:24.

Lucas 9:54–56.  Condenación, condenar.

 Expiación, expiar.

 Jesucristo — El tomar sobre sí el nombre de Jesucristo.

 Juan 3:18 …Hijo de Dios, que os fue antes anunciado por boca de los santos profetas, porque ellos testificaron de mí.

 Luz, luz de Cristo.

 Tinieblas espirituales.

DyC 10:21; 29:45.

 Verdad.

Véase  Juan 4:1–4 (Apéndice).

 Bautismo, bautizar — Por inmersión.

 Juan 3:27 …y él recibe a todos los que vienen a él.

Juan 8:23.

Lucas 4:14–21.

 Juan 3:34 …pues Dios no le da el Espíritu por medida, porque mora en él, hasta la plenitud.

 Jesucristo — Su autoridad.

 Juan 3:36 Y el que cree en el Hijo tiene vida eterna, y recibirá de su plenitud. Pero el que no cree en el Hijo no recibirá de su plenitud, porque la ira de Dios está sobre él.

 Vida eterna.

GR que desobedece, que no cumple.

 Justicia.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad