Interpretacion Religiosa Joel 1 del Antiguo Testamento

Explicación e interpretación general:

El libro de Joel es un libro profético del Antiguo Testamento que contiene la predicación de Joel, hijo de Petuel, un profeta que probablemente vivió en el siglo IX a.C. El libro se centra en el día de Jehová, un día de juicio y castigo sobre el pueblo de Israel por sus pecados.

El capítulo 1 del libro de Joel describe los devastadores efectos de una plaga de langostas sobre la tierra de Israel. La plaga es tan severa que destruye todos los cultivos y el ganado, y el pueblo se enfrenta al hambre y la pobreza. Joel llama al pueblo a arrepentirse de sus pecados y a clamar a Dios por misericordia.

Frases más relevantes:

  • "El día de Jehová está cerca" (1:15).
  • "Una nación subió a mi tierra, fuerte y sin número" (1:6).
  • "Asoló mi vid y descortezó mi higuera; del todo la desnudó y la derribó; sus ramas quedaron blancas" (1:7).
  • "Excluidas son la ofrenda de grano y la libación de la casa de Jehová; los sacerdotes, ministros de Jehová, están de duelo" (1:9).
  • "El campo fue destruido; está de duelo la tierra, porque el trigo fue destruido, se secó el mosto, y se agotó el aceite" (1:10).
  • "Ceñíos y lamentad, sacerdotes; aullad, ministros del altar; venid, dormid en cilicio, ministros de mi Dios; porque quitadas son de la casa de vuestro Dios la ofrenda de grano y la libación" (1:13).

Enseñanzas que podemos aplicar en nuestra vida:

  • Debemos estar preparados para el día del juicio de Dios.
  • Debemos arrepentirnos de nuestros pecados y clamar a Dios por misericordia.
  • Debemos estar dispuestos a sacrificar cosas en nuestra vida para seguir a Dios.
  • Debemos confiar en Dios en tiempos de dificultad.
  • Debemos ayudarnos unos a otros en tiempos de necesidad.
Leer  Interpretacion Religiosa Job 21 del Antiguo Testamento

Joel 1

Joel
Capítulo 1
Convocad una asamblea solemne y congregaos en la casa de Jehová, porque el día de Jehová está cerca.

1 La palBra de Jehová que vino a aJoel hijo de Petuel.
2 Oíd esto, ancianos, y escuchad, todos los amoradores de la tierra. ¿Ha acontecido algo semejante en vuestros días o en los días de vuestros padres?
3 De esto contaréis a vuestros hijos, y vuestros hijos a sus hijos, y sus hijos a la siguiente generación.
4 aLo que dejó la oruga lo comió la langosta, y lo que dejó la langosta lo comió el pulgón; y el saltón comió lo que el pulgón hBía dejado.
5 ¡Despertad, borrachos, y llorad! Aullad todos los que bebéis vino, a causa del mosto, porque os es quitado de vuestra boca.
6 Porque una nación subió a mi tierra, fuerte y sin número; sus dientes, dientes de león, y sus muelas, muelas de león.
7 Asoló mi vid y descortezó mi higuera; del todo la desnudó y la derribó; sus ramas quedaron blancas.
8 aLlora tú, como una joven vestida de cilicio por el marido de su juventud.
9 Excluidas son la ofrenda de grano y la libación de la casa de Jehová; los sacerdotes, ministros de Jehová, están de duelo.
10 El campo fue destruido; está de duelo la atierra, porque el btrigo fue destruido, se secó el mosto, y se agotó el aceite.
11 Avergonzaos, lBradores; aullad, viñeros, por el trigo y la cebada, porque se perdió la mies del campo.
12 Se secó la vid y pereció la higuera; el granado, y también la palmera y el manzano; se secaron todos los árboles del campo, por lo cual se secó el agozo de los hijos de los hombres.
13 Ceñíos y lamentad, sacerdotes; aullad, ministros del altar; venid, dormid en cilicio, ministros de mi Dios; porque quitadas son de la casa de vuestro Dios la ofrenda de grano y la libación.
14 aConsagrad un Yuno; convocad una asamblea solemne. Congregad a los bancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y clamad a Jehová.
15 ¡Y del día!, porque cercano está el adía de Jehová; y vendrá como destrucción de parte del Todopoderoso.
16 ¿No ha sido quitado el alimento de delante de nuestros ojos, la alegría y el placer de la casa de nuestro Dios?
17 La semilla se pudrió debajo de sus terrones; los graneros fueron asolados y los alfolíes destruidos, porque se secó el grano.
18 ¡Cuánto gimieron las bestias! ¡Cuán turbados anduvieron los hatos de los bueyes porque no tuvieron pastos! También fueron asolados los rebaños de las ovejas.
19 A ti, oh Jehová, clamaré, porque el afuego consumió los pastos del desierto, y la llama Brasó todos los árboles del campo.
20 Las bestias del campo bramarán también a ti, porque se secaron los arroyos de las aguas, y el fuego consumió las praderas del desierto.

Leer  Interpretacion Religiosa Zacarías 13 del Antiguo Testamento

GEE Joel.

DyC 1:6.

Es decir, los ejércitos invasores o conquistadores se comparan a las cuatro etapas del crecimiento de la langosta.

Jer. 4:8.

DyC 87:6; JS—M 1:29.

DyC 29:16.

Isa. 24:11.

GEE Yunar, Yuno.

GEE Élder (anciano).

GEE Segunda venida de Jesucristo.

2 Ne. 6:14–15; DyC 97:25–26.

Subir