Interpretacion Religiosa Ezequiel 40 del Antiguo Testamento

Visión de Ezequiel del Templo

Ezequiel 40 describe una visión que tuvo el profeta Ezequiel del templo de Jerusalén. En esta visión, Ezequiel es llevado a un lugar alto y se le muestra el templo en detalle. El templo se describe como un edificio grande y hermoso, con muchos patios y cámaras. También se describen las dimensiones del templo y los materiales utilizados en su construcción.

Frases más relevantes:

  • "Y me llevó allá, y he aquí un varón, cuyo aspecto era como aspecto de bronce, y tenía un cordel de lino en su mano y una caña de medir" (Ezequiel 40:3).
  • "Y midió el espesor de la estructura, que era de una caña; y la altura, de otra caña" (Ezequiel 40:5).
  • "Y midió la anchura de la entrada de la puerta, diez codos; la longitud de la puerta, trece codos" (Ezequiel 40:11).
  • "Y la puerta del atrio interior estaba enfrente de la puerta que daba al norte y de la que daba al oriente; y midió, de puerta a puerta, cien codos" (Ezequiel 40:23).
  • "Y me llevó al pórtico de la casa, y midió cada pilastra del pórtico, cinco codos de un lado y cinco codos del otro; y la anchura de la puerta era de tres codos de un lado y de tres codos del otro" (Ezequiel 40:48).

Enseñanzas que podemos aplicar en nuestra vida:

  • Debemos ser obedientes a Dios y seguir sus instrucciones. Ezequiel fue obediente a Dios y fue llevado a un lugar alto para ver el templo. Nosotros también debemos ser obedientes a Dios y seguir sus instrucciones para que podamos ser llevados a lugares altos en nuestra vida espiritual.
  • Debemos tener fe en Dios y creer que puede hacer cosas grandes. Ezequiel tuvo fe en Dios y creyó que podía ver el templo. Nosotros también debemos tener fe en Dios y creer que puede hacer cosas grandes en nuestra vida.
  • Debemos ser agradecidos a Dios por sus bendiciones. Ezequiel estaba agradecido a Dios por haberle permitido ver el templo. Nosotros también debemos ser agradecidos a Dios por sus bendiciones.
  • Debemos amar a Dios con todo nuestro corazón. Ezequiel amaba a Dios con todo su corazón y fue llevado a un lugar alto para ver el templo. Nosotros también debemos amar a Dios con todo nuestro corazón para que podamos ser llevados a lugares altos en nuestra vida espiritual.

Ezequiel 40

Capítulo 40
Un mensajero celestial muestra a Ezequiel en visión la ciudad en donde está el templo — Se le muestran la forma y el tamaño del templo y sus atrios.

1 En el año veinticinco de nuestro cautiverio, al principio del año, a los diez días del mes, a los catorce años después que la ciudad fue conquistada, en aquel mismo día vino sobre mí la mano de Jehová y me llevó allá.
2 En avisiones de Dios me llevó a la tierra de Israel y me puso sobre un bmonte muy alto, sobre el cual había algo como la estructura de una ciudad, al sur.
3 Y me llevó allí, y he aquí un varón, cuyo aspecto era como aspecto de bronce, y tenía un cordel de lino en su mano y una acaña bde medir, y él estaba a la puerta.
4 Y me habló aquel varón, diciendo: Hijo de hombre, mira con tus ojos, y oye con tus oídos y pon tu acorazón en todas las cosas que te muestro, porque para que yo te las mostrase has sido traído aquí. Cuenta todo lo que ves a la casa de Israel.
5 Y he aquí, un muro fuera de la acasa, todo alrededor; y la caña de medir que aquel varón tenía en la mano era de seis bcodos, cde a codo y palmo; y midió el espesor de la estructura, que era de una caña; y la altura, de otra caña.
6 Después vino a la puerta que daba hacia el oriente, y subió por sus gradas y midió el umbral de la puerta, que era de una caña de anchura, y el otro umbral era también de una caña de ancho.
7 Y cada cámara tenía una caña de largo y una caña de ancho; y entre las cámaras había cinco codos de ancho; y el umbral de la puerta junto al pórtico de la puerta, por dentro, una caña.
8 Midió asimismo el pórtico de la puerta por dentro; era de una caña.
9 Midió luego el pórtico de la puerta, ocho codos, y sus pilastras, dos codos; y el pórtico de la puerta estaba por dentro.
10 Y las cámaras de la puerta que daba al oriente eran tres a cada lado, todas de una misma medida; también de una misma medida las pilastras de un lado y del otro.
11 Y midió la anchura de la entrada de la puerta, diez codos; la alongitud de la puerta, trece codos.
12 Y el espacio delante de las cámaras era de un codo a un lado y de otro codo al otro lado; y cada cámara tenía seis codos por un lado y seis codos por el otro.
13 Y midió la puerta, desde el techo de una cámara hasta el techo de la otra, veinticinco codos de anchura, desde una entrada hasta la otra.
14 Y midió las pilastras, que eran de sesenta codos, hasta la pilastra del atrio alrededor de la puerta.
15 Y desde la fachada de la puerta de la entrada hasta la fachada del pórtico de la puerta interior había cincuenta codos.
16 Y había ventanas estrechas que daban hacia las cámaras, y hacia sus pilastras por dentro de la puerta alrededor, y asimismo en los pórticos; y había ventanas alrededor por dentro; y en cada pilastra había palmeras.
17 Me llevó luego al atrio exterior, y he aquí, había cámaras y un enlosado que daban al atrio de alrededor; treinta cámaras daban al enlosado.
18 Y el enlosado a los lados de las puertas, en proporción a la longitud de las puertas, era el enlosado más bajo.
19 Y midió la anchura, desde la fachada de la puerta de abajo hasta la fachada del atrio interior por fuera, y era de cien codos hacia el oriente y hacia el norte.
20 Y de la entrada que daba hacia el norte en el atrio exterior, midió su longitud y su anchura.
21 Y sus cámaras eran tres de un lado y tres del otro; y sus pilastras y sus pórticos eran de la misma medida que la primera entrada: cincuenta codos de longitud y veinticinco de anchura.
22 Y sus ventanas, y sus pórticos y sus palmeras eran conforme a la medida de la entrada que daba hacia el oriente; y se subía a ella por siete gradas, y delante estaban sus pórticos.
23 Y la entrada del atrio interior estaba enfrente de la puerta que daba al norte y de la que daba al oriente; y midió, de puerta a puerta, cien codos.
24 Me llevó después hacia el sur, y he aquí una puerta hacia el sur; y midió sus pilastras y sus pórticos conforme a estas medidas.
25 Y tenía sus ventanas y sus pórticos alrededor, como las otras ventanas; la longitud era de cincuenta codos, y la anchura de veinticinco codos.
26 Y sus gradas eran de siete peldaños, con sus pórticos delante de ellas; y tenía palmeras, una de un lado y otra del otro lado, en sus pilastras.
27 Y la entrada del atrio interior daba hacia el sur; y midió, de puerta a puerta hacia el sur, cien codos.
28 Me llevó después al atrio interior por la entrada del sur, y midió la entrada del sur conforme a estas medidas.
29 Y sus cámaras, y sus pilastras y sus pórticos eran conforme a estas medidas, y tenía sus ventanas y sus pórticos alrededor; la longitud era de cincuenta codos, y de veinticinco codos la anchura.
30 Y los pórticos alrededor eran de veinticinco codos de largo y cinco codos de ancho.
31 Y sus pórticos daban hacia el atrio exterior, con palmeras en sus pilastras; y sus gradas eran de ocho escalones.
32 Y me llevó al atrio interior hacia el oriente, y midió la entrada conforme a estas medidas.
33 Y eran sus cámaras, y sus pilastras y sus pórticos, conforme a estas medidas, y tenía sus ventanas y sus pórticos alrededor; la longitud era de cincuenta codos y la anchura era de veinticinco codos.
34 Y sus pórticos daban hacia el atrio exterior, con palmeras en sus pilastras de un lado y de otro; y sus gradas eran de ocho escalones.
35 Me llevó luego a la puerta del norte y midió conforme a estas medidas:
36 sus cámaras, sus pilastras, y sus pórticos y sus ventanas alrededor; la longitud era de cincuenta codos y de veinticinco codos el ancho.
37 Y sus pilastras daban hacia el atrio exterior, con palmeras en cada una de sus pilastras de un lado y de otro; y sus gradas eran de ocho peldaños.
38 Y la cámara y su entrada estaban junto a las pilastras de las puertas; allí lavarán el aholocausto.
39 Y en el pórtico de la puerta había dos mesas a un lado y otras dos al otro, para matar sobre ellas el aholocausto, y la bofrenda por el pecado y la cofrenda por la culpa.
40 Y por el lado de fuera, de las gradas de la entrada de la puerta del norte, había dos mesas; y al otro lado que estaba a la entrada de la puerta, dos mesas.
41 Cuatro mesas a un lado y cuatro mesas al otro lado, al lado de la puerta; ocho mesas, sobre las cuales degollarán los sacrificios.
42 Y las cuatro mesas para el holocausto eran de piedra labrada, de un codo y medio de longitud, y de codo y medio de ancho, y de un codo de altura; sobre estas pondrán los utensilios con que degollarán el holocausto y el sacrificio.
43 Y dentro había ganchos de un palmo, dispuestos por todo alrededor; y sobre las mesas, la carne de la ofrenda.
44 Y fuera de la entrada interior, en el atrio interior que estaba al lado de la entrada del norte, estaban las cámaras de los acantores, las cuales miraban hacia el sur; una estaba al lado de la entrada del oriente que miraba hacia el norte.
45 Y me dijo: Esta cámara que mira hacia el sur es de los sacerdotes, que hacen la guardia del templo.
46 Y la cámara que mira hacia el norte es de los sacerdotes, que hacen la guardia del altar; estos son los hijos de Sadoc, de los hijos de Leví, que se acercan a Jehová para servirle.
47 Y midió el atrio, cien codos de longitud y la anchura de cien codos; era cuadrado, y el altar estaba delante de la casa.
48 Y me llevó al pórtico de la casa, y midió cada pilastra del pórtico, cinco codos de un lado y cinco codos del otro; y la anchura de la puerta era de tres codos de un lado y de tres codos del otro.
49 La longitud del pórtico era de veinte codos, y la anchura de once codos, al cual se subía por gradas; y había columnas junto a las pilastras, una de un lado y otra del otro.

Leer  Interpretacion Religiosa Cantares 1 del Antiguo Testamento

Ezeq. 8:3. GEE Visión.

Apoc. 21:10.

Ezeq. 45:1.

Apoc. 11:1.

DyC 8:2.

GEE Templo, Casa del Señor.

GEE Codo.

Es decir, de seis codos, de un codo regular más un palmo menor cada uno. De esa manera, cada codo sería de 53 centímetros. El largo total de la caña de medir es de alrededor de tres metros.

O sea, la altura.

GEE Ofrenda; Sacrificios.

Lev. 1:3, 9, 14.

Lev. 4:2–3.

Lev. 5:5–6.

1 Cró. 6:31–32.

Subir