Lunes, 12 18th

Last updateDom, 17 Dic 2017 9pm

Oraciones para Nuestro Señor Jesucristo

NO ME MUEVE MI DIOS PARA QUERERTE

No me mueve, mi Dios, para quererte 
el cielo que me tienes prometido;
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.
Tú me mueves Señor; muéveme el verte
clavado en esa cruz y escarnecido,
muéveme el ver tu cuerpo tan herido;
muévenme tus afrentas y tu muerte.
Muéveme, al fin, tu amor, y en tal manera
que, aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y, aunque no hubiera infierno, te temiera.
No me tienes que dar porque te quiera;
pues, aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero, te quisiera.

Anónimo s. XVI

 
ORACION DE SAN FRANCISCO DE ASÍS

¡Oh Señor! Haz de mí un instrumento de tu paz:
donde haya odio, ponga yo amor;
donde haya ofensa, ponga yo perdón;
donde haya discordia, ponga yo unión;
donde haya error, ponga yo verdad;
donde haya duda, ponga yo fe;
donde haya desesperación, ponga yo esperanza;
donde haya tristeza, ponga yo alegría;
donde haya tinieblas, ponga yo la luz.
¡Oh Maestro! Haz que yo no busque tanto:
ser consolado, como consolar;
ser comprendido que comprender;
ser amado que amar.
Porque es dando, como se recibe;
es olvidándose, como se encuentra;
es perdonando, como uno es perdonado
es muriendo, como se resucita a la vida eterna.
ALMA DE CRISTO                                                                 

Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del Costado de Cristo, purifícame.
Pasión de Cristo, confórtame.
Oh, buen Jesús, óyeme;
dentro de tus llagas, escóndeme;
no permitas que me aparte de Ti.
Del enemigo malo defiéndeme.
En la hora de mi muerte, llámame,
y mándame ir a Ti,
para que con tus santos te alabe,
por los siglos de los siglos. Amén

                        San Ignacio de Loyola

 
ORACION A NUESTRO PADRE JESÚS CAUTIVO

Señor Jesús que, pese a ser el autor de la vida y la libertad, quisiste verte atado y cautivo para realizar la obra de redención de los hombres, venero de todo corazón tu pasión santísima y creo firmemente que por medio de ella nos liberaste del pecado y nos devolviste la amistad y la gracia de Dios.

Acudo a ti confiado en tu infinita misericordia, y te presento mis necesidades espirituales y temporales, escuchando tu palabra evangélica: “Venid a mí los que estáis cansados y agobiados que yo os aliviaré”. A ti vengo, Señor, a depositar en ti mis trabajos y mis penas, aceptando de todo corazón cuanto quieras enviarme y pidiéndote que siempre me socorras y me alientes con tu gracia.

Acuérdate, Señor, también de todos los que sufren en su cuerpo o en su alma, especialmente de los que se ven privados de libertad como tú te viste en tu sagrada pasión.

Convierte, Jesús, a ti a todos los pecadores. Ilumina a todos los hombres con la luz de tu evangelio. Dale a tu Iglesia la paz y la unidad. Condúcenos a la salvación eterna.

Concédeme la gracia que hoy con fervor te pido y que quiero que redunde en mayor gloria tuya y provecho espiritual nuestro. Amén.

A tenor de las facultades que me competen como Obispo Diocesano vengo en conceder y concedo indulgencia parcial a todos los fieles que reciten que devotamente esta oración anta la sagrada imagen de N. P. Jesús Cautivo, de la Iglesia de Ntra. Sra. de los Desamparados, de Sanlúcar de Barrameda.

Jerez, 7 de marzo de 2005

+ Juan del Río Martín, Obispo de Asidonia-Jerez

Contáctanos

  • Dirección: C/ Virgen de la Estrella, 7
    11540 Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) España
  • Tel: 956 36 00 03

La Hermandad

thumb cristovirgenFervorosa, Humilde y Franciscana Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Cautivo,  María Santísima de la Estrella, Madre de la Iglesia, y San Francisco de Asís.